The true object of all human life is play.
The earth is a task garden, heaven is a playground.

G. K. Chesterton

lunes, 16 de enero de 2017

MLK Day 2017

Hace ya más de ocho años (concretamente el 5 de Noviembre del 2008), publiqué este post dedicado a la victoria de Barack Obama en las elecciones de los USA, destacando la relación de aquella victoria del primer presidente negro de su historia con el famoso sueño de Martin Luther King... pues bien, ahora se cierra un círculo con el fin del segundo mandato de Obama y el ascenso al poder del nuevo presidente, Donald Trump, y así como ocho años atrás decíamos que el sueño del Dr. King se había cumplido, al menos en parte, hoy debemos decir que la lucha sigue más vigente que nunca y que la humanidad, y más concretamente los Estados Unidos de América, poseen muchas carencias humanas y culturales que hacen tambalear la confianza y esperanza de la gente con buenos propósitos e ideales.


Hoy, más que nunca, el sueño de Luther King sigue vigente y hay que luchar por él... hay que seguir luchando por él, porque aunque algunos tiendan a ser muy optimistas para con la raza humana, ésta se empeña muy a menudo en demostrar sus defectos y burdos prejuicios de formas realmente dramáticas y decepcionantes. Tras ocho años de lucha por mejorar las deficiencias de las que adolece el país, y muy especialmente las clases más desfavorecidas (tampoco voy a elevar a Obama a la categoría de santo, pero mucho mejor que Bush ha sido, sin lugar a dudas), algunas conseguidas, más o menos, otras no, debido a las continuas trabas puestas por el partido republicano, y otras conseguidas a medias, ahora el país vuelve hacia atrás, se elige a un xenófobo en potencia, a un manipulador de masas y, en definitiva, a un presidente que ya se sabe que va a tirar por los suelos todo aquello bueno que pudo construir Obama, lo que le dejaron... realmente decepcionante.


No voy a perder tiempo criticando a Trump, ni con lo del perfil (hombre, blanco, mediana edad, clase obrera) de sus votantes según las estadísticas, ni voy a haceros perder el vuestro leyendo líneas y líneas sobre la América profunda y sus particularidades y defectos; me limitaré a incluir la siguiente imagen que, desde el primer momento en que la vi, me pareció la definición (gráfica) perfecta de la realidad de los Estados Unidos de América... sobran las palabras.


Tras Clinton llegó Bush, tras Obama ha llegado Trump. La lucha continúa y hay que esperar que tras Trump llegue otro presidente que inspire esperanza. Hillary Clinton fracasó en su intento de convertirse en la primera mujer presidente de los USA, pero ¿y si de aquí a unos años intentara lo mismo Michelle Obama? Más carisma tiene, sin duda, y de conseguirlo no solo se convertiría en la primera mujer, sino también en la primera mujer afroamericana en conseguirlo... ojalá algún día ocurra. STILL DREAMIN'

sábado, 31 de diciembre de 2016

Homenaje fotográfico a Kevin Garnett

En Abril despedimos a Kobe Bryant, con mucha pompa y un auténtico espectáculo a su alrededor. A finales del verano nos tocaba hacer lo mismo con Tim Duncan, solo que Timmy D se fue sin apenas hacer ruido, con su genuino y siempre humilde estilo, y poco después también hizo oficial su retirada Kevin Garnett, otro gigante de esa generación. A Kobe le rendimos merecido homenaje en el blog, como no podía ser de otro modo, a Duncan también, por supuesto, pero en su momento KG se quedó sin ningún post especial... recuerdo que alguno de vosotros me llegasteis a preguntar si no iba a dedicarle alguna entrada. Pues bien, no es que no se la dedicara, o no se la fuera a dedicar, sino que he querido reservarle un post muy especial, el último del año.

Kobe fue todo glamour y su despedida estuvo en consonancia, con todo un espectáculo montado alrededor de su último partido oficial. Duncan se fue como tenía que irse, sin hacer ruido, pero no cabe duda que todo el mundo se volcó en él y los homenajes a su figura se sucedieron, uno tras otro... pero ¿y Garnett? evidentemente que algunos medios hablaron de él y repasaron un poco su carrera, pero ni por asomo la cosa fue tan grande como con Kobe y Tim, cuando KG ha sido un jugador prácticamente tan grande como ellos.

Si Kobe fue un jugador extremadamente competitivo, con una cierta legión de haters al principio (como LeBron), pero que al final terminó siendo admirado por todo el mundo debido a su clase, y Tim una estrella silenciosa, que lideró equipos y ganó campeonatos desde el buen hacer y la humildad, sin buscar nunca los focos, Kevin ha sido varias cosas a la vez, talentoso y con mucha clase, pero también hipercompetitivo y ciertamente odioso para algunos; un tipo que podía ser el más talentoso y elegante de la cancha, pero a la vez también el más cabrón... un tipo auténtico, de película; un tipo al que en Fo Fo Fo hemos querido dedicarle la última entrada del año: un homenaje fotográfico en cinco bloques que representan cinco facetas muy importantes de su carrera.

El primer bloque, THE KID, representa su faceta de pionero, de chico que cambió las reglas y provocó que tras él, otros muchos jugadores se saltaran la NCAA y llegaran a la NBA directamente desde el instituto. Sin Garnett, tal vez no hubieran hecho lo mismo, poco después, Kobe, McGrady, LeBron y tantos otros.

El segundo bloque, ETIQUETA NEGRA, es un homenaje a un jugador que fue todo clase y talento y que, no hay que olvidarlo nunca, en sus mejores años en los Wolves, fue uno de los jugadores más completos que hayan jugado jamás a este deporte, en cualquier época.

El tercer bloque, THE REAL MUTHAFUCKA, representa ese aspecto de Garnett odiado por muchos, que le llevó a tener muchos piques en las canchas y a convertirse en uno de los mayores reyes del trash talking de todos los tiempos.

El cuarto bloque, CHAMPION, es un homenaje a la época en la que Kevin logró su mayor éxito personal, el anillo de campeón de la NBA con los Boston Celtics. En aquel equipo brillaba con mucha fuerza Paul Pierce, quién ya llevaba muchos años siendo el líder de los Celtics, y también un fuera de serie como Ray Allen, pura clase, pero no hay ninguna duda de que el alma de aquel equipo que disputó dos finales de la NBA, ganando una de ellas, y que dio auténticas lecciones de baloncesto día sí y día también, fue Kevin Garnett.

Y por último, el quinto bloque, LAST DAYS, está dedicado a su adiós a la liga, a su vuelta a los Wolves para poder terminar su carrera en casa y a su reencuentro con Flip Saunders, quién fue el entrenador más importante de su carrera, para poco después perderlo definitivamente por culpa de una grave enfermedad.

A continuación el mencionado homenaje... Kobe y Tim ya fueron suficientemente y reiteradamente homenajeados. Yo, prefiero dedicarle este último post del año al Big Ticket, uno de los míos... uno de los nuestros. Gracias por todo, KG, y feliz entrada de año a todos.

   THE KID













   ETIQUETA NEGRA














   THE REAL MUTHAFUCKA

















   CHAMPION




















   LAST DAYS